• Facebook Social Icon

Durango: 701 S. Camino del Rio in Suite 312

Ignacio: The Elhi, 487 Shoshone St. #463

Durango: 970.259.3074

Ignacio: 970.563.0695

©2015 Sexual Assault Services Organization All Rights Reserved

APOYANDO A UN SER AMADO

Alguien a quien amo ha sido asaltado sexualmente… Que puedo hacer ahora?

Más que nadie, aquellos cercanos a la victima podrán ayudarle a lidiar con el abuso sometido. Esperamos que con nuestras ideas usted pueda ofrecerle apoyo emocional, a la victima.

Cualquier persona de cualquier edad, género, raza, orientación sexual, clase, nacionalidad o habilidades puede convertirse en una victima de asalto sexual.

Mujeres, hombres, niños o niñas puedes ser sujetos de indeseable experiencias o contacto físico inapropiado o inclusive relaciones sexuales indeseadas, acoso físico y verbal, telefónico, o atentos de ataques. Generalmente este tipo de actos son en contra de los niños y mujeres.

 

Como una persona dispuesta a poyar, trata de entender que tu persona cercana difiere bastante de los mitos acerca de los crímenes de violación de las cuales oímos en nuestra sociedad.

 

Ella no esta zafada. 1 de cada 3 mujeres será asaltada en su vida. Ella no se ha arruinado la vida porque fue asaltada. Las sobrevivientes pueden sanarse y superar el as alto. “ Ella no es una persona incompleta”

 

Bajo cualquier circunstancia, ella nunca “pidió” ser violada.

Las victimas de una violación no son tan diferentes de cualquier otra persona en crisis. Imagínate de la misma manera que reaccionaria con una persona que esta enferma. Como tratarías a esa persona?  Probablemente te preocuparías por su bienestar, o quizás estarías tratando de ayudarle y haciéndole saber que tienes deseos de asistirle.

Al mismo tiempo ofrécele suficiente distancia, paz y silencio para que ella pueda recuperarse y descansar.  Para la victima la violación podría sacarle sentimientos de otros problemas que ya traía consigo.   Otras circunstancias en su vida podrían influenciar como ella lidia con el as alto.  Por ejemplo, una mujer podría tener problemas en su matrimonio en su relación, pero solo bajo el estrés de la violación estos problemas salen a la luz.

 

Ya que el abuso se hace a través de un as alto sexual, la experiencia puede afectar la sexualidad de la victima

 

Las victimas que son adultas, pueden asociar sexualidad con ultrajo y violencia esto, podría causarle sentimientos negativos acerca de temas relacionados con sexualidad. Sin embrago con paciencia y comprensión por parte de su pareja, la victima podría redescubrir y consentir una relación sexual apropiada.

A las victimas adolescentes, se les necesita informar que una violación no es lo mismo que tener relaciones sexuales ya que estas no se basan en

el ultraje y la violencia.  Así mismo, los padres necesitan recordar que los jóvenes tienen sentimientos sexuales por lo cual los padres no deben temer o negar estos cuando traten de establecer las diferencias entre una violación y otros tipos de relaciones sexuales.

 

Un papel importante para ti como la persona que esta apoyando a la victima es el de crear un ambiente abierto acerca de su asalto.

Impúlsalo a hablar sobre la experiencia y a que reconozca sus emociones a través de la aceptación de estos y no de la negación.  Un ejemplo de negación es:  “no deberías sentir paranoia” Evite minimizar la experiencia con comentarios como: “ Estas exagerando” o “ Tienes paranoia”  “después de todo no te violaron” Acepta la versión que la victima te da y apoya lo que te diga.   Al ofrecer apertura y afecto, tu puede ser una parte importante de su recuperación. Pero mucho mas importante es que si te sientes incomodo haciendo esto, debes ser honesto con la victima y ayudarle a encontrar a alguien que te reemplace.  De lo contrario la victima sentirá tu desagrado y pensara que es una reflexión de su situación. También podrías hablar con un consejero quien podría ayudarte a sentirte más cómodo y hacer de esta experiencia una oportunidad para aprender y afianzar tu relación con la victima.

 

 Por tu cercanía con la victima tú también podrías ser afectado por el as alto.

 

Tú tienes el derecho de manifestar tus propias emociones, pero no a costa de la victima.  Tal vez, compartir tus emociones y sentimientos constantemente te haga sentir mejor, pero esto podría ser doloroso para la victima. Muchas veces quizás se sienta apoyada por tu coraje y enojo por lo que paso, sin embargo, evita forzarla a sentir las mismas emociones que tus estas sintiendo.

  La pasividad de manifestar tu enojo de una manera violenta podría hacer que la victima no cuente más a cerca de su as alto por la idea de que “ lo mates”. Ella necesita, cuidado y sus necesidades deben de ser el centro de atención, no tu.

Como el padre o madre de un niño abusado tu tienes el derecho de estar enojado, pero ten mucho cuidado en como demuestras este enojo en frente de tu niño (a). Asegúrate que tu niño (a) no asuma que el o ella es la causa de tu enojo o tu dolor y que no se sienta responsable o culpable por lo que paso.

 Familia, amigos y pareja no son las únicas personas con quien la victima debe de establecer contacto.

La victima tiene contacto cercano con una variedad de gente tal como: compañeros de casa y trabajo, conocidos, estos necesita saber como se siente. La mayoría de la victimas de asalto sexual se encuentran muy sensibles y alertas de como otros los perciben.

Particularmente, se encontraran preocupadas de que la violación las haya hecho cambiar tanto que otros notaran que han sido asaltadas.

Una mujer o un hombre que has sido asaltada (o) sentirá miedo de no recuperar su normalidad. Estos sentimientos pueden ser devastadores. La recuperación del victima de este amenazador evento podría ser afectado con tus reacciones hacia ella o el.

 Quizás tengas el impulso de sepárate a ti mismo de esta experiencia y convencerte de que este tipo de cosas no podrían pasarte a ti. Sin embargo al hacerte esto y poner distancia entre ustedes dos podría hacerte abandonar tu apoyo hacia la victima quien realmente necesita tu comprensión y cuidado.  No abandones a la victima porque su experiencia te recuerde de un acto violento o tus chances de convertirte en una victima. Alejarte de ella (el) no te garantiza su seguridad, pero si puede hacer sentir a la victima aislado y diferente.

 

 Mucha gente que ha sido asaltada sexualmente hace cambios en su estilo de vida durante el primer ano del as alto. Por ejemplo: adquirir un perro, cambiar las llaves de su casa, cambiarse de domicilio, cambiar de empleo o cambiando su habitual comportamiento. ( Casi no salen ni van a los bares etc.).

Estos actos son al propósito y a veces necesarios para sentirse a salvo. Cualquier persona que ha tenido experiencias en el cual su mundo se siente amenazado y peligroso, tendrá la necesidad de hacer ajustes en su vida.

Al hacer estos cambios, las victimas toman acción. Con esto se espera que puedan tomar control una vez más de su vida lo cual es una parte importante de su recuperación.  Quizás estos cambios causen inconvenientes ya que por ejemplo, es difícil ajustarse a repentinamente vivir con una mascota ella casa, no dejar a tu pareja (victima) sola si no se quiere quedar sola en algún lugar, o siempre cerrar las puertas cuando sales o entras a la casa. Para al victima estos pasos no son nada ni representan una inconveniencia.  Estos cambios son importantes y no debes de rechazarlos, ya que ella pasado por una experiencia traumática que le ha hecho creer que el mundo no esta a salvo.

 

Las Mujeres, hombres y niños que han sido violados o asaltados “no superan” la experiencia, porque “superarlo” sugiere que lo han olvidado.

 La mayoría de nosotros recordamos nuestras experiencias en la vida, algunas veces placenteras, algunas no. Cuando alguien cercano a nosotros es asaltado sexualmente queremos que se le olvide y que lo “supere” porque no queremos que sigan sufriendo.  Esta presión de parte de nosotros hace que la victima rechace sus sentimientos y niegue las maneras en que esta violación le ha cambiado la vida.

La victima debe de mezclar esta experiencia con todas sus otras y debe de hacerlo en su propio ritmo. El asalto sexual siempre afectara a sus victimas, y estos son solo unas cuantas formas en que podemos lidiar con esos efectos.

LINEA DE EMERGENCIA DE 24 HORAS

Gratis y Confidential 

970.247.5400